Inspiración Valdemar. Las canteras 2010

¡Hola a todos! El otro día estaba descansando en casa, se acercaba la hora de comer y me apetecía picar algo. No tenía muy claro qué iba a hacer para comer pero lo que sí tenía claro era qué vino me apetecía probar. Así que decidí que fuese el vino el que me dijera qué iba a comer ese día. Fue  Inspiración Valdemar Las Canteras 2010 el vino que me llevó a comerme un buen filete de entrecot de buey con patatas fritas y ajitos.

Bodegas Valdemar cuenta con una larga tradición en Rioja. De hecho llevan más de un siglo elaborando vinos y han sabido adaptarse bien a los cambios. En esta bodega encontraremos cuatro colecciones de vinos: Bodegas Conde Valdemar, Bodegas Inspiración, Bodegas Valdemoreda y Fincas Valdemar.

El viñedo de Las Canteras está localizado en la Rioja Alavesa y tiene aproximadamente 15 Has. Aquí se cultiva el tempranillo y el graciano que, alcanzando la madurez necesaria, dotará a las uvas la calidad y el soporte necesario para aguantar una larga crianza. La vendimia es tardía (mediados de octubre) y manual. Al ser manual, la uva se recoge en pequeñas cajas para asegurar que las bayas de tempranillo y graciano lleguen en perfecto estado a la bodega.

En la elaboración de Inspiración Valdemar Las Canteras 2010 tienen lugar dos procesos de selección de los racimos. Uno de ellos en el mismo viñedo, retirando aquellos que no tienen la calidad deseada.  El segundo. en la entrada de la bodega con una mesa de selección. Una vez las uvas están ya dentro de los depósitos empieza el trabajo de los enólogos. Ellos saben sacar lo mejor que tienen las uvas en su interior para convertir los caldos en un vino muy especial.

La botella es tipo bordelesa de 75cl, tiene 14% vol. de alcohol y la crianza ha tenido lugar en barrica nueva de roble francés durante 18 meses. El 70% de la uva utilizada es de la variedad tempranillo y el resto (30%) graciano.

Es de un color rojo picota intenso, brillante y bonito. La capa es media tirando a alta. Y la copa queda manchada por algunos tartratos probablemente porque si se filtró, fue mediante un proceso muy suave.

En nariz es complejo y muy interesante. Conforme pasa el tiempo salen aromas nuevos que no dejan de sorprenderme. Predomina la fruta negra madura (higos). Es licoroso y especiado, debido principalmente a  su estancia en barrica durante tantos meses. Cada uno de los aromas por separado le da un toque muy particular pero cuando se mezclan se produce una armonía entre ellos que le aporta seriedad al vino. Está presente el tabaco, el cacao y el cuero.

El ataque en boca es amplio, sabroso y denso. En paladar es fino y se percibe de inmediato que tenemos en nuestra boca un vino elegante. El tanino es sedoso y maduro. Las sensaciones percibidas en nariz se amplían junto con las de la boca. La complejidad aromática se combina a la perfección con las ligeras notas de menta que tiene. Tenemos ante nosotros un 2010 con una tremenda acidez que lo mantiene joven y fresco.

Disfrutad de una buena comida y dejar inspiraros por bodegas Valdemar. ¡Ah! Y ya sabéis que gatos y vinos van siempre de la mano.

Deja un comentario